Sociedad |

Defensoría del Pueblo: propongo un proyecto colectivo e inclusivo

Por María Angélica González

Soy abogada, escribana, especialista en Derecho Administrativo, especialista en Políticas Públicas de Niñez, Adolescencia y Familia, actualmente me encuentro en proceso de Tesis del Doctorado en Ciencias Jurídicas.

A lo largo de mi carrera, he trabajado en diferentes áreas del Estado orientadas a la defensa de derechos poblacionales asesorando legalmente a la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia; Coordinando las Unidades de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y Familia; forme parte del “Proyecto de la Ley a la Vida” hoy Ley N° 2086 (antes 7162); asesoré legalmente a la Dirección de Recursos Humanos dependiente del Ministerio de Salud Pública; forme parte del Área de Proyectos de la Vicegobernación, actualmente me encuentro desempeñando como asesora legal de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente. También he formado parte de la estructura de la Defensoría del Pueblo detentando el cargo de la Secretaria General Administrativa, organismo defensor y protector de los derechos de los ciudadanos chaqueños. Esta experiencia profesional motiva mi postulación al cargo de la Defensoría del Pueblo, considerando al organismo como la herramienta democrática eficaz a la que cualquier habitante del pueblo Chaco puede recurrir cuando sus derechos sean vulnerados.

El desafío que hoy tenemos es dotar a este organismo de identidad al servicio de los ciudadanos. La referencia del desafío en términos de pluralidad refiere a la posibilidad y necesidad de trabajar en equipo junto a quienes ya se encuentran trabajando en el organismo. Tengo como lema personal, que no hay que destruir o cambiar aquello en lo que se estuvo trabajado por ser de otra gestión; sino continuar la obra, mejorándola si fuera necesario, y ocuparse de lo que todavía no se ha hecho, sumando la participación de todos y todas; sino estaríamos desaprovechando tiempo.

Por otra parte, cuando hablo de dotar de servicios al organismo; lo hago en referencia al Estado. Esta Institución constitucional debe saber traducir los reclamos populares, ya sean de organizaciones o de un solo ciudadano, en demandas concretar al Estado traduciéndolas en efectivas y concretas políticas públicas.

Es decir, Sin olvidar que la institución desempeña un rol de control del Estado, pero sin perder de vista también que el defensor del pueblo en principio debe tener un perfil de dialogo y de comunicación, ya que es un colaborador crítico de la administración y así poder lograr soluciones eficaces

Al hablar del proyecto de gestión es relevante y fundamental dar a conocer al pueblo del Chaco la función que desarrolla el Instituto, debido a que no todos los ciudadanos saben que existe y para qué sirve, ya que es un organismo joven que se encuentra en actividad hace poco tiempo. Es decir, socializando las funciones institucionales como la forma de darle participación a la ciudadanía.

De esta manera entre los ejes de trabajo que propongo para una gestión eficaz puedo nombrar ciertas prioridades como:

La inminente descentralización de esta institución en delegaciones coincidentes con la regionalización provincial, manteniendo su actual sede central en Resistencia. Esta línea de acción propuesta permitiría una mayor cobertura territorial y poblacional en torno a la protección y restitución de derechos.

La creación de un espacio de mediación comunitaria, que busca una convivencia vecinal de bienestar, a través de procesos de diálogos participativos entre las personas y los actores competentes de acuerdo a la problemática. Donde se tendría la posibilidad de abordar los temas que preocupan a la sociedad enfocada en la articulación de redes, construcción de consensos y soluciones rápidas.

La creación de un área de asesoramiento y recepción de denuncias, que al mismo tiempo sea dinámico, que pueda trasladarse a los barrios acortando las distancias y acompañando su realidad.

La Defensoría debe priorizar la prevención ante las violaciones de los derechos humanos, impulsar la creación de un centro de actualización en derechos humanos, con la intención de potenciar y actualizar la formación en materia de DDHH en las instituciones públicas de la provincia buscando reforzar la formación para técnicos y profesionales de la gestión pública ofreciendo seminarios charlas cursos talleres

Sin olvidar que hay una amplia agenda a abordar en mesas de trabajo articulado entre los diferentes actores, respecto a los grupos en situación de vulnerabilidad como ser los derechos de las niñas, niños y adolescentes, de los pueblos indígenas, el medio ambiente y sobre las mujeres y perspectiva de género, como también la diversidad sexual, entre otros temas, a fin de lograr diseños de políticas públicas adecuadas.

Por todo lo mencionado, articulando experiencia y un proyecto de trabajo colectivo e inclusivo, me siento capaz de conducir la Defensoría del Pueblo para todos los chaqueños y las chaqueñas.

Dejá tu comentario