País |

Cristóbal López y Fabián De Sousa seguirán presos

El juez Claudio Bonadio rechazó la excarcelación de los dueños del Grupo Indalo en la causa de los Cuadernos.

El juez federal Claudio Bonadio rechazó este viernes los pedidos de excarcelación de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en la causa de los cuadernos y en otra por presunto lavado de dinero.

El magistrado no dio a lugar al pedido de la defensa de los empresarios que apelará ante la Cámara Federal.

El magistrado en su escrito argumenta su decisión en que los imputados cuentan con otras causas en curso y cuentas con medios económicos para fugarse. En la resolución puede leerse que los empresarios cuentan "con los medios económicos suficientes como para entorpecer y/o fugarse del proceso".

También sostiene que en el caso López, cuanta con "varias casusas en distintas etapas procesarles, lo que hace presumir que en caso de no ser condenado en la presente, su pena no pueda ser dejada en suspenso" lo que "hace presumir que de obtener su libertar intentarán eludir la acción de la justicia".

Temprano por la mañana los abogados de los dueños del Grupo Indalo pidieron la excarcerlación, luego de que en la víspera el TOF 3 les concediera la excarcelación tras ser sobreseídos por la presunta venta fraudulenta del grupo.

El pedido de los empresarios fue en el marco de una investigación que se desprendió del expediente original de la causa de los cuadernos y en una que investiga el presunto lavado de dinero en la compra de un inmueble que era propiedad de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

No obstante, tal como lo indicó el Tribunal Oral Federal 3, integrado por Javier Feliciano Ríos, Andrés Basso y Fernando Machado Pelloni, la excarcelación de Cristóbal López, titular del Grupo Indalo, y de su socio Fabián De Sousa no se hizo efectiva porque ambos detenidos "siguen a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 11 (Bonadio)" en las causas números 520/19 y 13816/18.

Ambos están detenidos con prisión preventiva desde el año pasado por orden del Tribunal que entendía que podía haber entorpecimiento de la investigación porque se sospechaba que teniendo un embargo sobre el grupo de empresas de los cuales son dueños, intentaron venderla a otros.

Pero días atrás en esa otra investigación paralela la jueza federal María Eugenia Capuchetti entendió que esa venta no existió y los sobreseyó, por lo que la defensa de López y De Sousa reclamaron entonces que no había más motivos para una prisión preventiva.

Dejá tu comentario