Salud |

Coronavirus, verdades y exageraciones

Una epidemia muy discutida y publicitada.

Por Alfredo Zurita

Como dije en mi nota anterior la primera víctima de las epidemias es la verdad, y ahora China acusa a Estados Unidos de exagerar el peligro del coronavirus para hundir su economía.

Circulan por las redes muchas falsedades, tales como que el coronavirus era un arma de guerra bacteriológica que se escapó de un laboratorio chino, tal como que en su momento se dijo lo era el SIDA fabricado por la CIA.

Se están tomando medidas exageradas en muchas partes, como cancelar vuelos a y desde China, y usar barbijos sin necesidad y de forma en que podrían hacer más mal que bien

Algunas cosas que parecen más o menos ciertas son las siguientes.

Sera muy difícil parar la expansión del virus, como todo virus que se transmite por vía aérea, caso el sarampión y la gripe, y si llega aquí será en invierno cuando la gente está más encerrada, razón por lo que aunque hay gripe todo el año hay un pico en invierno. Ya existen cuatro coronavirus que combinados con los gripales, producen los picos invernales de enfermedades respiratorias, desde ahora habrá cinco.

El virus es poco letal, pero más para ancianos con enfermedades crónicas, lo mismo que pasa con la gripe, pero algo más que ella, 2-3 % de los pacientes fallecen.

Es probable que se pueda conseguir una vacuna, porque el virus es más estable, pero como la de la gripe, probablemente de protección parcial.

Se están ensayando tratamientos varios, poco eficaces, como todos los antivirales, y combinaciones de los mismos.

El ministro nacional está más preocupado por el dengue que por el coronavirus, creo tiene razón, parece que este año toca epidemia de dengue en todo el continente.

Adherir al protocolo nacional de control del dengue me pareció una exageración, pero muestra los problemas del federalismo en el país, ya que teóricamente cada provincia podría elaborar el suyo, y los problemas de la OMS para controlar lo que hacen los países, ya que no puede obligarlos a decir la verdad, no ocultar información, ni tampoco exagerar. Por esta razón Bill Gates, más poderoso en la salud que la OMS ha propuesto que se puedan usar cascos azules en caso de epidemias, le guste al país o no. Claro que en un país chico no habría problemas pero China es un peso pesado.

Me ha sorprendido que el nuevo hospital de 1.000 camas construido en una semana requiera solo 1400 empleados para hacerlo funcionar, en Argentina seria al menos el cuádruple, aunque el chino tiene fama de muy laborioso, y el gerenciamiento chino incluye penas muy severas para las faltas, que incluyen pena de muerte en caso de corrupción.

Dejá tu comentario