Actualidad | Coronavirus | Federación Sitech

Coronavirus: pronunciamiento ante la crisis

Ante el avance incesante de la pandemia del Coronavirus (Covid-19) que a su paso arrasa letalmente llevándose por delante miles de vidas y pone de rodilla a los países más poderosos, como así también a países vulnerables económicamente como el nuestro, nos lleva a plantear desde Federación SITECH que la actual crisis global y nacional que nos toca afrontar no tiene precedente alguno, ya que asistimos a la construcción de un nuevo mapa mundial en el que las diferencias ideológicas pasan a segundo plano, las visiones sesgadas de pensamientos individualistas y sectarios no tienen lugar, como así tampoco tiene sentido la posibilidad de enfrentamientos estériles, cuando lo que está en juego es nada más y nada menos que la salud pública de toda la nación.

No hay dudas que la idea de unidad de todos los trabajadores ocupados y desocupados debe ser la piedra angular para la construcción de un nuevo contrato social, convencidos que esta crisis puede ser una oportunidad para despojarnos de viejos proyectos de corte neoliberal ya que claramente ha quedado demostrado que el desmantelamiento de lo público en beneficio de lo privado, como es el caso de la salud y la educación, nos pone en una situación de mayor vulnerabilidad frente al avance del coronavirus.

En este contexto, en el que la palabra “crisis” nos paraliza tanto o más que el propio virus, con una economía que se derrumba al mismo ritmo en los países ricos como en los pobres; con trabajadores que se ven imposibilitados de llevar el pan a su mesa; pequeños comerciantes desesperados tras haber bajado sus persianas sin saber hasta cuándo; changarines sumidos en la angustia porque su única posibilidad de trabajo se ha esfumado; pequeñas y medianas empresas en la absoluta incertidumbre; y así, cada sector de la economía paralizado sin saber, a ciencia cierta, cuál será el saldo de semejante cimbronazo; nos lleva a pensar que el único camino es el de mantenernos en la unidad, salvaguardando el interés general por sobre el sectorial.

En este sentido y frente a la crisis que nos golpea, como sindicato hacemos un llamado urgente para el NO pago de la DEUDA EXTERNA, deuda que desde su génesis es usurera e ilegítima, por lo que ante la situación que vivimos de absoluta fragilidad es inconcebible afrontarla ya que la prioridad no debe ser otra que la contención de cada uno de los ciudadanos de nuestra Nación. Por lo antes dicho, desde FEDERACIÓN SITECH reafirmamos con fuerza el no pago de la deuda externa; los usureros del mundo pueden esperar, los trabajadores empobrecidos y castigados hoy por el flagelo del coronavirus no podemos hacerlo. El No pago de la deuda es un acto de absoluta justicia para con el pueblo argentino, los trabajadores ocupados y desocupados y las organizaciones gremiales nos hemos pronunciado, por lo que requerimos se pronuncie el gobierno Nacional y Provincial.

Párrafo aparte merecen los trabajadores de la salud, quienes hoy están al frente de esta postal catastrófica, demostrando con una entereza sin precedentes su ardua labor; a los comerciantes y trabajadores de comercios que mantienen sus puertas abiertas para que podamos acceder a alimentos; a los empleados de farmacias; a los directivos de escuelas y demás trabajadores afectados que garantizan que miles de niños y jóvenes tengan su único plato de comida y todos aquellos que hoy sostienen la patria y nos demuestran que aún ante el miedo paralizante ellos deben seguir por cada uno de nosotros en una clara manifestación de que los derechos colectivos están por sobre cualquier interés individual.

Es de necesidad y urgencia que el gobierno provincial instrumente los mecanismos necesarios para que se postergue el pago de los servicios de luz y agua para todos los chaqueños, entendiendo que es un hecho de absoluta justicia frente a la situación caótica que estamos atravesando y que permitiría oxigenar la economía familiar de todos.

Asimismo, no podemos dejar de manifestar nuestra preocupación por todos los trabajadores pero en especial por la docencia que también está siendo sacudida por esta crisis, por lo que desde este sindicato manifestamos la necesidad de que muchas de las medidas que serán implementadas sobre la clase trabajadora se haga extensiva a nuestro sector como por ejemplo la postergación para el pago de servicios; la implementación de paliativos para aquellos docentes que ante la paralización de las actividades no han podido acceder a cargos y/u horas cátedras y hoy engrosan la lista de trabajadores desocupados; como así también solicitamos el Ministerio arbitre los medios para dar solución a aquellos docentes que por errores administrativos no pueden percibir sus haberes, entendiendo que la situación extrema que estamos viviendo la sociedad toda, necesita de la colaboración conjunta y la predisposición absoluta para resolver todos aquellos problemas que se vayan presentado para garantizar que no se cierren los pequeños grifos de ingreso de cada familia docente.

En este escenario complejo, de absoluta incertidumbre, pero con las convicciones más fortalecidas que nunca, este Sindicato se pone al servicio para todo aquello que demande la protección y cuidado de un bien tan preciado como es la propia vida de las personas. En este sentido las entidades de base que integran Federación SITECH están dispuestas a colaborar en todo lo que sea necesario, tal lo ha realizado SITECH Tres Isletas con la elaboración de barbijos, y la apertura de las Instalaciones de la entidad de ADOQUI de la localidad de Quitilipi y de Tres Isletas que se han puesto a disposición para, de ser necesario, atender pacientes afectados por esta pandemia.

Estamos asistiendo a la peor pintura que podríamos imaginar, las ciudades se blindan frente a este enemigo común que no distingue clases sociales, edad, género ni religión. La realidad actual no permite medias tintas, no acepta las posturas egoístas, no concibe el sálvese quien pueda, sino por el contrario nos sitúa en las antípodas de todo lo conocido, en la que cobran fuerza las posiciones altruistas y comprometidas con el otro, porque hoy, vaya paradoja “el otro soy yo” y de esta situación nos toca, nos debe tocar salir fortalecidos como sociedad, sin por esto desconocer que el Estado deberá hacer una fuerte introspección y tomar conciencia que justamente son las instituciones públicas vapuleadas y vaciadas por la clase dirigente, las que van a mantener en pie los cimientos de la Nación.

Dejá tu comentario