Actualidad | Buenos Aires | Kicillof

Continúa la protesta de la Bonaerense, a pesar del anuncio de aumento

Miles de efectivos volvieron a salir a la calle, luego del anuncio de suba salarial por parte del gobernador Axel Kicillof.

La masiva protesta de policías de la Provincia de Buenos Aires se replicó este martes en distintas zonas del conurbano, pese al anuncio de aumento salarial por parte del gobernador Axel Kicillof, que buscó por la mañana desactivar las movilizaciones que habían comenzado en la tarde-noche del lunes.

Así, efectivos en actividad y retirados volvieron a salir a las calles, en puntos como La Matanza, San Martín, Merlo, La Plata, Márquez, Tres de Febrero y Triunvirato, entre otros, con concentraciones que se viralizan en grupos de Whatsapp y redes sociales.

En Puente 12, zona de La Matanza, se vivieron momentos de tensión por la presencia de móviles policiales en la autopista.

La protesta también llegó este martes a Mar del Plata, frente a la Comisaría 1°, donde hicieron sonar las sirenas, y cortaron una avenida.

Las protestas habían empezado de forma pequeña el lunes por la tarde, con una protesta de familiares en la Plaza de Adrogué junto a algunos patrulleros y efectivos, pero inmediatamente, a los pocos minutos ya se había replicado en diferentes localidades, hasta frente a la residencia del gobernador.

Un anuncio que no alcanzó para calmar las aguas

El Gobierno bonaerense anticipó este martes por la mañana, en conferencia de prensa, que otorgará una “mejora salarial importante” a la Policía provincial, aunque afirmó que el aumento “estaba previsto y planeado” con anterioridad debido al “atraso de un 30 por ciento que hubo entre 2016 y 2019” en los ingresos de los uniformados.

“La idea del anuncio es dar certidumbre respecto de lo que va a pasar, ratificar que era algo que ya estaba previsto, pero por las circunstancias que se han vivido en el día de ayer nos parece pertinente ratificarlo y asegurarlo para dar tranquilidad a la fuerza policial”, resumió Carlos Bianco, jefe de Gabinete bonaerense, durante una conferencia de prensa.

Sin embargo, las protestas volvieron, y si bien el reclamo es general, no es universal, y varias divisiones especializadas decidieron no unirse.

El pedido de aumento es de un 60 por ciento para todas las jerarquías y escalafones, así como una suba sustancial en las horas de trabajo CORES, el término para las horas extra, así como un tope de jornada y un reconocimiento a “la insalubridad de la tarea policial”, entre otros.

Dejá tu comentario