Sociedad | Educación

Comunión y Liberación invita a una jornada de inicio

El encuentro será en San Buenaventura del Monte Alto 50.

“Comunión y Liberación” es esencialmente una propuesta de educación en la fe cristiana. Por ello, convocan a una jornada de inicio para este sábado, desde las 17.30, en San Buenaventura del Monte Alto 50.

Según indicaron desde la organización, se trata de una educación que no acaba a una determinada edad, sino que continúa siempre, porque siempre se renueva y se profundiza.

TE PUEDE INTERESAR: Octubre: bajó el patentamiento de motos en un 44.6%

“Lo mismo ocurre con el Evangelio que, a pesar de ser escuchado mil veces, revela siempre aspectos nuevos. Es lo que sucede en la experiencia del amor humano, en la creación artística e incluso en la simple vida diaria. La búsqueda de la verdad, la belleza, la justicia y la felicidad no se agota nunca. Lo mismo se da con la educación en la fe que hace del cristianismo una aventura en la vida y no una simple “preparación” para la vida”, mencionaron.

¿DE DÓNDE Y POR QUÉ NACE UNA EXPERIENCIA COMO COMUNIÓN Y LIBERACION?

“He aquí lo que don Giussani escribió a Juan Pablo II en 2004: «No solo no pretendí “fundar” nada, sino que creo que el genio del movimiento que he visto nacer consiste en haber sentido la urgencia de proclamar la necesidad de volver a los aspectos fundamentales del cristianismo, es decir, la pasión por el hecho cristiano como tal, en sus elementos originales y nada más. Quizá sea justamente eso lo que ha abierto imprevisibles posibilidades de encuentro con representantes del mundo judío, musulmán, budista, protestante y ortodoxo, desde Estados Unidos hasta Rusia, en un impulso por abrazar y valorar todo lo bello, bueno y justo que hay en cualquiera que viva una pertenencia”, explicaron.

EN PRIMER LUGAR, LA RAZÓN

Más adelante, señalaron que así sucedió entonces y sigue sucediendo hoy. “Don Giussani comienza su actividad de “educador en el cristianismo” en 1954, cuando entra como profesor de religión en un liceo estatal de Milán, el Berchet, «con el corazón lleno del pensamiento de que Cristo es todo para la vida del hombre». Sorprende a los estudiantes con una propuesta que se dirige en primer lugar a su razón y a su libertad, con una invitación al encuentro con la belleza –música, poesía, naturaleza– y con su capacidad de tocar las cuerdas más profundas del corazón humano, las exigencias fundamentales que lo constituyen”, concluyeron.

Dejá tu comentario