Salud | Argentina

Cómo prevenir las alergias que aparecen con la primavera

Te dejamos los ocho consejos para evitar que el cambio de estación te afecte.

Llegó la primavera y con ella los estornudos, la dermatitis y las congestiones nasales, entre otras alergias. Enterate cómo evitar estos síntomas tan molestos.

La alergia es una respuesta del organismo ante el ingreso de una sustancia que percibe como nociva, una reacción del sistema inmunológico que, al liberar sustancias químicas para defenderse, genera molestos síntomas como congestión nasal, estornudos, picazón de nariz, rinitis, asma bronquial, dermatitis, eccemas atópicos y urticarias.

La primavera suele agudizar además estos trastornos debido a la polinización de pastos, malezas y árboles, que conforma los alergenos o sustancias causantes de los cuadros alérgicos más comunes.

De acuerdo a la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, más del 15% de la población es sensible al pólen, cifra que puede ascender hasta el 30% entre los jóvenes.

Según datos predictivos de la Organización Mundial de la Alergia, se estima que para el año 2050 la mitad de la población estará afectada y en la actualidad más de 400 millones de personas en todo el mundo padecen algún tipo de enfermedad alérgica.

Recomendaciones para prevenir alergias estacionales:

  • Evitar salir al campo, cortar el césped, barrer jardines o veredas para no entrar en contacto directo con el polen. Si no se puede evitar, se aconseja usar una mascarilla.

  • Mantener las ventanillas del vehículo cerradas.
  • Evitar salir al aire libre los días de mucho viento, ya que se produce un aumento en la concentración de pólenes atmosféricos.
  • Evitar secar la ropa durante las horas de máxima polinización, ya que la sustancia queda atrapada en la ropa húmeda.
  • El uso de gafas de sol puede reducir la irritación conjuntival y el lagrimeo.
  • Informarse sobre los niveles de pólenes atmosféricos a los que se es alérgico y extremar las precauciones si son elevados.
  • Evitar entrar en contacto con otros agentes irritantes como el humo de tabaco o ambientadores, que pueden potenciar la reacción alérgica.
  • Lavar frutas y vegetales antes de consumirlos ya que pueden contener granos de polen en su superficie.

Dejá tu comentario