Mundo |

Colombia: ya son 11 los muertos por las protestas contra la violencia policial

En Bogotá fallecieron siete jóvenes entre los 17 y 27 años a causa de heridas de bala. Hubo otras tres víctimas fatales en Soacha.

La muerte de otra persona elevó al menos a 11 el número de fallecidos, en su mayoría jóvenes que fueron baleados, por las protestas contra la violencia policial en Colombia.

Cientos de personas más resultaron heridas en los choques y disturbios, que estallaron en repudio a la agresión que sufrió Javier Ordóñez, de 43 años, a manos de uniformados que lo sometieron en el suelo a varias descargas con un arma eléctrica.

El ingeniero murió después de ser llevado a una estación de policía en circunstancias bajo investigación.

Anoche se desencadenaron nuevas protestas, aunque parecían menos intensas en Bogotá que en ciudades como Medellín, en el noroeste del país, y la sureña Cali, donde hubo fuertes enfrentamientos con la policía, informó la agencia de noticias AFP.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, denunció en un audio a medios “dos días de vandalismo sistemático y coordinado”.

En tanto, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, lamentó más temprano que la policía, blanco de las revueltas, hiciera “uso indiscriminado” de la fuerza y armas de fuego.

“¿Qué clase de entrenamiento reciben para tener esa respuesta absolutamente desproporcionada ante una protesta?”, se preguntó la mandataria opositora.

En Bogotá perecieron siete jóvenes entre los 17 y 27 años a causa de heridas de bala, mientras tres personas más murieron en el vecino municipio de Soacha, según autoridades.

Además, una mujer murió atropellada por un colectivo hurtado por “un vándalo”, dijo Trujillo.

Las protestas dejan además 209 civiles y 194 uniformados heridos, junto con decenas de puestos de policía destruidos y daños en vehículos de servicio público.

López remarcó que una violencia así no se registraba ni “en un combate en las peores épocas del conflicto armado en Colombia”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un órgano de la OEA, condenó “enfáticamente los casos de brutalidad y abuso policial” en el país.

El Gobierno reportó 101 detenidos en las protestas, que amenazan con propagarse en las próximas horas.

La agresión policial que desató el caos ocurrió en la madrugada del miércoles en el noroeste de Bogotá.

Dejá tu comentario