Educación | Coronavirus | Emergencia sanitaria | Ministerio de Educación | Nicolás Trotta

Colegios privados: finalmente, no habrá rebaja en cuotas

El Gobierno nacional acordó con las entidades suspender el pago de comedores y congelar aranceles.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dialogó este miércoles -vía videoconferencia- con los representantes de las cámaras de los colegios privados, en la que se acordó avanzar en distintas medidas, en el marco de la suspensión de clases por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En ese marco, se definió el congelamiento de aranceles y la suspensión de la facturación de servicios accesorios interrumpidos por la pandemia del Covid-19.

En cambio, no se contempla una rebaja porcentual en el monto de la cuota mensual.

Una de las reducciones en las cuotas se vería reflejada en el servicio de comedor, en aquellas instituciones educativas que lo tenga, y que se encuentra discontinuado por la suspensión de las clases.

Según informaron en la cartera educativa, este próximo jueves estarán definidas las recomendaciones oficiales para que las provincias puedan avanzar en soluciones con las organizaciones que nuclean a sus establecimientos privados, según publicó Infobae.

“Mañana se van a cerrar las medidas concretas”, dijeron desde el Ministerio de Educación.

La sesión duró poco más de una hora. Trotta conversó con los titulares de las tres cámaras con alcance nacional: COORDIEP, CONSUDEC y CAIEP. También participaron representantes del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) y de la Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires.

El objetivo de la videoconferencia fue plantear alternativas de alivio para las familias en medio de la cuarentena obligatoria, con las clases presenciales suspendidas. Del lado de las cámaras, se planteó que el dictado de clases continúa a distancia, a través de plataformas digitales, y que sostener la liquidación de las cuotas es necesario para pagar los salarios al personal docente y no docente.

Al respecto, el ministro expresó: “En la reunión primó una mirada común y colectiva de solidaridad que nos compromete como sociedad a garantizar el derecho a la educación, entendiendo la difícil situación que atraviesan las economías familiares en momentos de aislamiento obligatorio. Pero también es importante comprender la necesidad de mantener las fuentes de trabajo y el pago de los salarios del personal docente y no docente”.

La posición del sector se mantuvo inflexible en cuanto a una rebaja porcentual de las cuotas, pero hubo aceptación en cuanto a descontar el servicio de comedor.

El sector privado es muy diverso en Argentina. En algunas provincias del NEA y NOA, por caso, la matrícula apenas representa el 10% del total. En cambio, en la Ciudad de Buenos Aires, más de la mitad de los alumnos asiste a sus establecimientos. A eso se le suma la diferencia en cuanto al subsidio estatal: la mayoría de las escuelas privadas pagan al menos una parte de los salarios con los aportes del Estado. Otras, en cambio, solo se sostienen con las cuotas que pagan los padres.

Dejá tu comentario