País |

Chubut: renunció el ministro de Educación y se profundiza la crisis

Leonardo De Bella dio un paso al costado luego de no poder avanzar en la negociación con los docentes.

En horas de la mañana, el ministro de Educación local, Leonardo De Bella, presentó su renuncia indeclinable como ministro de Educación. Se trata de un nuevo capítulo en el conflicto que sacude a toda la Provincia, donde los docentes llevan 20 días de paro.

En horas de la mañana, el ahora exministro tuvo una charla con el gobernador con el fin de ver cómo podían hacer para calmar las aguas.

El diálogo fue a partir de las declaraciones de De Bella, quien había manifestado que los maestros que se adhirieran al cese de tareas se les iban a descontar los días de trabajo.

Para Mariano Arcioni no era la mejor forma de reaccionar en horas en las que se pagan los sueldos en cuotas y sin los aumentos acordados por paritarias. Como resultado de estas diferencias, De Bella prefirió dar un paso al costado.

Para colmo, el lunes pasado el exministro había sufrido un escrache en su casa. “Los vehículos que vi frente a mi casa son los mismos que se observan todos los días frente al ministerio de educación” donde se hace un ‘acampe’ desde hace un mes por parte de una agrupación que se identifica como ‘docentes en lucha’”. Desde los gremios no lo niegan. Pero si aclaran que no hubo más que bocinas y pedido de renuncia.

Todo esto sucede en un marco en el cual los docentes llevan más de 20 días de paro como consecuencia del pago escalonado de los sueldos por parte del Estado.

De Bella ya había intentado darse de baja la semana pasada, pero Arcioni no le aceptó la renuncia. Con él también se fue Daniel Enhes, el hombre a hacerse cargo de la carteta tras la dimisión del anterior.

El secretario de Interior del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), Pablo Salguero, señaló que en la última reunión, De Bella no se acercó ni a una promesa. "Solo nos dijo que como estaban las cosas no podía hacer mucho más, pero nos pidió que nosotros entendamos y no hagamos cortes ni paros".

"De Bella es la combinación perfecta de ineptitud, soberbia y mala voluntad. Lo peor es que él tuvo participación sindical en algún momento de su vida, pero hoy tiene una postura contraria", agregó.

Desde la oposición aseguran que las cuentas son fáciles: “Están esperando que se ratifique el cambio de gobierno para salir a pedirle a la Nación que los cubra. El problema para todos nosotros es que, de seguir así, se les va a hacer muy difícil llegar enteros a octubre”.

Luego de la renuncia de De Bella, los docentes continuarán con el paro de actividades por 120 horas y cortes de ruta de 36 y 48 horas, con intermitencias, en los accesos a Puerto Madryn, en Comodoro Rivadavia, la Cordillera y en el ingreso a La Hoya.

Dejá tu comentario