Salud | Argentina | OMS

Cada 9 minutos, una persona sufre un ACV en Argentina

El 80% de los casos es prevenible.

Alarmantes cifras sobre el Accidente Cerebro Vascular (ACV) en el país. Según un estudio del Programa para la Evaluación Epidemiológica del Stroke en Tandil (Prevista), cada 9 minutos, una persona sufre un ACV, en Argentina, es decir, entre 6 o 7 individuos por hora, según datos publicados en la revista Sroke en 2016.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que aproximadamente 15 millones de personas padecen un ACV al año, en todo el mundo, de los cuales 5 millones quedan con secuelas de por vida, y otros 5 millones mueren.

Factores de riesgo

Las principales causas que podrían desencadenar un Accidente Cerebro Vascular, sea isquémico o hemorrágico, están relacionadas a la hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, colesterol alto y alcoholismo.

El ACV es más devastador que un ataque cardíaco, en especial por la incapacidad que provoca: generalmente parálisis de medio cuerpo y muchas veces pérdida del habla. Por eso debemos recordar que es una enfermedad prevenible, tratable y recuperable, como muchas otras patologías”, explicó el médico cardiólogo Jorge Tartaglione (MN 67502), presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), quien además alertó que “en el país se producen 126 mil casos de ACV por año, de los cuales 18 mil terminan en muerte”.

En el 80% de lo casos el ACV es prevenible. Para evitarlo, tenemos que actuar sobre los factores de riesgo vasculares, mejorando nuestro estilo de vida, con una dieta equilibrada, practicando actividad física regular y disminuyendo el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco el alcohol y las drogas de abuso. Además, debemos concientizar a la población sobre la importancia del control exhaustivo de la presión arterial, así como el azúcar y lípidos en sangre. Es por ello que hay que promover la visita al médico de manera regular luego de una cierta edad”, explicó a Infobae el médico neurólogo Máximo Zimerman (MN 107597).

Detección temprana y atención médica inmediata

Las claves para detectar si una persona está sufriendo un ACV se resumen en las siglas HaBraSo, que indican dónde hay que poner el foco: habla, brazos y sonrisa. Esto significa que si sospechas que alguien podría estar atravesando por una ataque cerebral, deberías prestar atención a su forma de hablar, si es coherente o no, solicitarle que levante ambos brazos hacia adelante, para evaluar si alguno de ellos cae o si al sonreír lo hace de forma simétrica o asimétrica. En el caso que no pueda realizar estos movimientos habituales, se debe llamar a una ambulancia.

Dejá tu comentario