Sociedad |

Buenos discursos, buenos diagnósticos...

Por Mónica Persoglia

Estando en tiempos electorales, es el momento en que los candidatos exponen sus ideas, o sus propuestas.

A las claras es notable que los diagnósticos los conocen, saben de las necesidades, las describen con maestría, no desconocen lo que la gente piensa, y como por arte de magia, lo expresan.

Las descripciones en algunos casos son exactas, lúcidas, son conscientes. Entonces da que pensar que detrás de cada discurso hay una intención o un sentimiento.

Habrá quienes saben y cumplirán con la vocación de servicio, otros irán detrás de un orgullo de ver si pueden, o quienes no desean sentirse defraudados, y otros que realmente conocen la salida.

Todos son conscientes del malestar y las carencias, los que quizás no todos sepan cuales herramientas o quienes las tienen, y en esto se cumple que muchas o las todas las cosas, entre varios, entre todos, o juntos y con gente idónea.

Cuenta tanto la voluntad, como la inteligencia, la prudencia y sentido común. Aquí no hay lugar para el amor propio.

El panorama es claro, no lo que no está claro es el cómo.

De todos modos, se notan buenas intenciones.

Dejá tu comentario