Sociedad |

Buena gente...gente buena

Por Mónica Persoglia

Buena gente, gente buena, son expresiones que para una mayoría no significan lo mismo.

La “buena gente”, se refieren a gente honrada, trabajadora, familias con conductas que prevalecieron en el tiempo, tradiciones fieles a sus principios. Así catalogan por ejemplo: “Los salteños y santiagueños, son buena gente”. Lo mismo otros países o provincias, que también distinguen a sus lugareños con adjetivos de conservadores, altaneros, egoístas, arrogantes, etc.

No significa que esta calificación exprese realmente la verdad, en cada lugar la pueblan personas buenas, no tan buenas y malas a la vez. Hay de todo en la viña del Señor.

En cambio la gente buena, se la distingue por sus afectos, sus emociones, solidaridad, sensibilidad, hasta por los gestos y por los ojos, su entrega a los demás.

Los chaqueños tenemos la buena gente y la gente buena

Las primeras, son aquellas con buenas intenciones, responsables, cumplidoras, que dicen querer el bien común, y hasta están en espacios de poder, vaya la redundancia, para poder hacerlo. Aunque a veces se queda en las intenciones, que no siempre se efectiviza en hechos, a diferencia de los otros.

La gente buena, es aquella que pasa sobre sus intereses personales trabajando para los demás, dar, compartir, organizar y participar.

El mundo está lleno de gente como lo estamos nosotros

Queremos que Chaco, siga adelante con su buena gente, que cuida de la armonía y la justicia y brega por disminuir la violencia y defender la sociedad. Algún cumpliendo con un deber, otros colaborando con ellos.

Y la gente buena...no puede renunciar a su vocación de servicio.

Los que siembran para bien, difícilmente tengan malos frutos.

El país necesita de su buena gente.

Dejá tu comentario