País | Alberto Fernández | Emergencia Alimentaria | Frente de Todos

Bronca en Tucumán por el asado de bienvenida a Alberto Fernández

Los tucumanos expresaron su malestar por la contradicción del multitudinario almuerzo cuando se debatía la Emergencia Alimentaria.

Mil kilos de chorizos, dos mil de vacío y 10 mil empanadas. Un total de 20 millones de pesos invertidos para un asado de bienvenida a Alberto Fernández en Tucumán. Esos son los números que denuncian los referentes opositores de la provincia y que generaron el repudio de cientos de tucumanos en las redes sociales.

"Es una grosería la cantidad de comida para 5.000 personas", alertó el legislador Alberto Colombres Garmendia.

Justamente el almuerzo en el complejo de Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) se realizó mientras el Congreso trataba la implementación de la Ley de Emergencia Alimentaria y las organizaciones sociales mantenían el acampe en el Ministerio de Desarrollo Social para exigir más partidas presupuestarias.

Incluso, desde Tucumán, el candidato del Frente de Todos pidió "serenidad" y evitar "estar en la calle".

Uno de los más críticos fue el diputado de Cambiemos José Cano, quien calificó de "impúdico" al asado organizado por el PJ. "Si están tan preocupados por el hambre, quizás deberían reasignar partidas y prioridades para que a ningún tucumano le falte un plato de comida en su mesa", expresó.

Además, según publicó La Gaceta, dijo que se gastaron "más de $ 20 millones en un día para pagar asados con dirigentes y funcionarios".

Una de las imágenes que circularon en las redes socielas de los 2 mil kilos de vacío. En diálogo con Cadena 3, Colombres Garmendia calificó como un "derroche de la plata de todos los tucumanos, del gobierno, que lo hemos visto durante la campaña provincial, lo hemos visto durante la campaña nacional y los hemos podido ver ayer".

Además, recordó que "la Legislatura de Tucumán estuvo exigiendo al Congreso que decrete la Emergencia Alimentaria y hace 15 días el gobernador Juan Manzur estaba recurriendo a la Justicia para que no se quite el IVA a los alimentos básicos. Tenemos un gobierno con dirigentes millonarios apoyado por la clase sumamente pobre".

El evento se realizó dentro de un enorme tinglado en el que se desplegaron 400 mesas, en las que se ubicaron dirigentes sindicales de todo el NOA, el Gabinete completo de Manzur, intendentes y diputados (actuales y candidatos).

Según relataron medios locales, se contrataron un total de 600 mozos que "transitaban por los pasillos con botellas de gaseosa, empanadas, trozos de vacío -algunos más jugosos que otros- y con el postre".

El concejal radical José Luis Avignone reclamó: "¿Por qué no invitaron a todas las personas en situación de hambre de los distintos barrios de la capital como para paliar la emergencia alimentaria que pregonan por todos lados? Los pobres gobernadores peronistas, los indigentes sindicales de la CGT, banqueros, industriales y los pobres empresarios, que cuando les piden que paguen un bono de $ 5.000 a sus empleados pareciera que tienen espinas en los bolsillos".

Dejá tu comentario