País | Coronavirus

Argentina llegó a los mil muertos por coronavirus

Este domingo, se reportaron ocho nuevas víctimas fatales.

Este domingo, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó ocho nuevos muertos por coronavirus, lo que llevó a la Argentina a contabilizar un total de 1.000 personas fallecidas a causa de coronavirus.

Además, se registraron 41.204 casos positivos, de los cuales 381 pacientes se encuentran en terapia intensiva.

Las ocho nuevas muertes corresponden a cinco hombres, dos de 83 y 77 años de la provincia de Buenos Aires; dos de 63 y 58 años, de la Ciudad; uno de 82 años, residente Río Negro; y tres mujeres, dos de 94 y 84 años, en la Ciudad de Buenos Aires; y una de 65 años, de la provincia de Buenos Aires.

La primera víctima fatal a causa de coronavirus fue Guillermo Abel Gómez, un recolector de basura y militante peronista que en la década del ’70 actúo en las villas de emergencia. Gómez se había exiliado a Francia y durante la democracia regresó a la Argentina. A principio de año había vuelto a Europa a visitar a su familia y precisamente, tres días después de regresar al país comenzó con los primeros síntomas, que terminaron con su vida el 7 de marzo.

guillermo_gomez_coronavirus
Guillermo Abel Gómez, la primera víctima fatal por coronavirus, en Argentina.
Guillermo Abel Gómez, la primera víctima fatal por coronavirus, en Argentina.

César Cotichelli fue la segunda víctima fatal a nivel país y la primera del Chaco. El ingeniero falleció tras regresar de un viaje por Egipto, Turquía y Alemania, y tras varios días internado, falleció el 13 de marzo en el sanatorio Femechaco, de Resistencia.

cotichelli
César Cotichelli.
César Cotichelli.

Y en pocos meses de la primera víctima, Argentina alcanzó este domingo, los mil muertos por coronavirus. Hasta hoy, en Chaco, se registraron 85 fallecimientos a causa del virus, que se llevó a padres, hijos, hermanos y tíos, causando un dolor profundo, que va más allá de un número.

NOTICIAS DE HOY:

Sáenz Peña vuelve a la fase 1: las nuevas medidas

Opinión: No privaticemos la historia

Dejá tu comentario