País | Bolivia

Amenazaron a periodistas de TV de la Argentina en Bolivia

Hubo ataques a equipos de TN, Crónica, América y Telefé.

Periodistas de TN, Crónica, América y Telefé fueron amenazados este jueves en Bolivia y tuvieron que ser evacuados. En tanto, autoridades argentinas buscan la forma de traerlos de vuelta al país por temor a que sufran ataques durante las coberturas periodísticas.

Todo comenzó en la tarde del miércoles, un día después de la autoproclamación de Jeanine Añez como presidenta interina boliviana, cuando el caos en las calles empezó a volverse contra los comunicadores de distintos medios que sufrieron insultos, amenazas y agresiones de diverso tipo mientras hacían su labor en las calles.

Durante este jueves, la situación llegó a un punto extremo: las autoridades de la Embajada de la Argentina en Bolivia aseguraron que no tienen forma de brindarle seguridad a los periodistas y buscan la forma de sacarlos del país sin que sean atacados por los manifestantes.

En el caso de TN, los activistas interrumpieron varias veces el relato que hacía de la situación la periodista Carolina Amoroso en las inmediaciones del Parlamento Plurinacional de La Paz.

Al grito de "vayanse de mi país", una manifestante le impidió continuar con la transmisión mientras otro grupo rodeaba al camarógrafo Federico Gandolfi para que dejara de grabar.

Una situación similar vivió el equipo periodístico del canal Telefé. "Nos están evacuando porque la agresión a los medios es cada vez peor", relató un integrante de la transmisión al momento de mostrar las condiciones en las que están desarrollando la cobertura.

Por su parte, el periodista de América Noticias, Rolando Graña, fue increpado esta mañana por una manifestante. El incidente se produjo mientras la policía boliviana se llevaba a un hombre detenido, situación que el periodista describió como "la batalla de cada esquina". Entonces, la mujer comenzó a gritarle y a tratarlo de mentiroso.

Ante esta situación, el periodista le respondió: "Sos una basura, nena, una basura". Entonces, un fotógrafo que se acercaba golpeó a Claudio Merino, su camarógrafo. Más tarde, el hombre fue identificado como Alexis Gómez Demarco.

Los reclamos de este jueves dan cuenta de dos posiciones completamente radicalizadas: mientras algunos grupos se manifiestan en contra de los medios que no adjudican la renuncia de Morales a un "golpe de Estado", otros repudian a aquellos que no condenan el "fraude" en las elecciones del 20 de octubre.

En diálogo con los medios, la ministra de Comunicación boliviana sostuvo que "la prensa tiene que tener todas las garantías para trabajar". Sin embargo, advirtió que "aquellos periodistas que estén haciendo sedición" deberán responder ante la ley.

En tanto, el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, expresó a TN su preocupación por la situación que viven los periodistas. "En la zona donde estaban el conflicto no termina nunca", aseguró.

Según informó el funcionario, varios trabajadores de prensa fueron amenazados este jueves por una gran cantidad de manifestantes que se encontraban en las calles de La Paz.

Al respecto, declaró: "Vamos a hacer lo imposible para rescatarlos. No puedo garantizar la seguridad, porque es una situación de caos y de anarquía. Pero si es necesario voy a ir yo personalmente".

Mientras tanto, la Cancillería Argentina hizo lo propio y solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia "velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano".

Temas

Dejá tu comentario