Salud |

¿Alguien escucha?

Por Mónica Persoglia

“Sostuvieron que el Perrando agoniza y a nadie le importa. La gente se está muriendo, y a nadie le importa”.

Esto no es una información; es una confesión, desde el mismo Hospital Perrando, de quienes ponen el cuerpo, sus horas de trabajo y descanso tratando de salvar vidas, ignorándose lo que pasa allí, donde suceden desde los nacimientos hasta esas muertes anónimas, porque ahora, agonizan.

Mientras se habla del dengue, se atemorizan por el coronavirus, el Hospital Perrando pide desde la guardia. La enfermedad y el dolor no esperan.

Esto, que es un tema de interés nacional y provincial, mientras a la par se elaboran medidas para paliar la crisis, este nosocomio que recibe tanto de nuestra provincia como desde países como el Paraguay, hoy los encuentra a los mismos médicos con los brazos cansados.

Elaborar una estrategia de emergencia, de urgencia y a mediano y largo plazo, tendría que ocupar los escritorios de salud. El Hospital Perrando no sólo pide auxilio, ayuda, sino plan sanitario. Está alertando de la grave crisis de una población que crece y demanda, aunque no quiera decirlo está literalmente donde los resultados dependen de la suerte.

¿Alguien escucha?

Profesionales de la salud, no bajen los brazos, no los habían visto hasta ahora, golpeen, hablen, pidan y rueguen, tendrán respuestas.

“Venid a mi todos los que están cansados y trabajados, yo los haré descansar”. Dios los escucha.

Dejá tu comentario