Espectáculos | Bailando | OMS

Ailén Bechara confesó que sufrió depresión postparto

"En un momento colapsé y le pedí el número a una amiga de su psiquiatra", expresó la modelo en una entrevista.

Ailén Bechara brindó una entrevista muy conmovida recordando sus inicios en la maternidad, cuando nació su primer hijo Francisco, quien actualmente tiene un año, y confesó que, en aquel tiempo, tuvo que acudir a un psiquiatra porque sufría depresión postparto.

Las otras panelistas presentes en el programa Hay que ver, se mostraron muy comprensivas con la modelo e incluso cuestionaron el estigma que se le adjudica a las enfermedades mentales.

“A terapia voy siempre y sigo yendo, pero en un momento colapsé y le pedí el número a una amiga de su psiquiatra. Sola me di cuenta que era lo que necesitaba”, inció diciendo Ailén.

Y agregó: “Está bueno decirlo porque se suele contar con vergüenza. Les pasa a muchas mujeres que después de un parto les agarra tristeza. No es mala palabra ‘psiquiatra’, vas a un especialista y solucionás lo que te pasa”.

Denis Dumas, la conductora del magazine se sumó a lo que dijo Ailen y admitió: “A mí después de Santino me pasó eso y me medicaron un tiempo chiquito”, tratando de demitificar los tabúes sobre la depresión postparto, que afecta a una de cada seis mujeres que se convierten en madres, según la OMS.

En un ámbito de respeto y comprensión, la modelo continuó explicando su situación: “No fui al psiquiatra ni bien nació Fran, fue como a los siete u ocho meses que yo ya no sabía para donde disparar. No dejaba de llorar y necesitaba algo para que me estabilice. Pensé que la solución la iba a encontrar en una pastilla y no, estaba en otro lado”, afirmó.

“Estando con el bebé me pasaba que todos venían a verlo y me decían ‘¿y cuándo vas a volver a trabajar?’. ¡Loco, no me llaman! ¡No tengo trabajo, no sé a dónde ir, de qué me están hablando!”, contó Ailén visiblemente conmocionada.

Finalmente admitió: “Tomé un finde las pastillas, me hicieron peor y dejé todo. A la semana me llamaron para el Bailando y fue un motivo para ponerme contenta. Obvio que mi hizo me hace feliz, pero trabajar tiene otras cosas. La vida no se termina ahí”, cerró.

Dejá tu comentario