Política |

A 67 años del paso a la inmortalidad de Eva Perón

Por Claudia Panzardi

Eva Duarte de Perón falleció con tan solo 33 años y se convirtió en uno de los hechos de masas más importantes de la historia argentina. Es un personaje histórico que revolucionó distintos aspectos de la vida política y social de nuestro país. Uno de ellos fue sin dudas la irrupción de la mujer en la vida política, que a partir de ahora pasaba a ser considerada en igualdad de condiciones respecto de los hombres para elegir a sus representantes, para ejercer sus derechos políticos y sociales y para militar en política.

La figura de Eva Perón quedó en la memoria de los argentinos debido a su gran carisma y capacidad de liderazgo, en una época en que las mujeres no tenían mayor protagonismo en la vida política. Su presencia puso a las mujeres argentinas en la escena pública de una manera inédita hasta ese momento.

Evita simbolizó para muchos la primera presencia femenina fuerte en la política argentina. Junto a las mujeres organizadas que empapelaban las ciudades bajo el lema “la mujer puede y debe votar”, Evita impartía sus discursos por radio, incitando a las mujeres a luchar por sus derechos.

“La mujer puede y debe votar”

“La mujer puede y debe votar, como una aspiración de los anhelos colectivos. Pero debe, ante todo, votar, como una exigencia de los anhelos personales de liberación, nunca tan oportunamente enunciados”. “Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar”.

El 21 de agosto de 1946 el proyecto fue aprobado por la Cámara Senadores, el 9 de septiembre del año siguiente aprobó la Cámara de Diputados y días más tarde, el 23 de septiembre de 1947, se promulgó la Ley 13010. Hasta ese día, a partir de la Ley Sáenz Peña (1912), que estableció el voto secreto y obligatorio, los únicos habilitados para votar eran los hombres.

Abanderada de los humildes

Hoy se cumple un nuevo aniversario del paso a la inmortalidad de "La abanderada de los humildes" y queremos resaltar su obra por los más pobres y su lucha por los derechos y la igualdad. El 26 de julio de 1952, a las 21:40, el locutor de la Secretaría de Información Pública leyó el histórico comunicado que informaba el "paso a la inmortalidad, a las 20.25 de la jefa espiritual de la Nación".

La abanderada de los humildes marcó un punto de inflexión en la historia argentina al convertirse en ícono de la lucha social y de las mujeres dirigentes para las generaciones posteriores.

Su legado: “... donde existe una necesidad, nace un derecho...” Esta frase de la compañera Evita sintetiza el pensamiento y el sentimiento del pueblo peronista en su histórica relación con los derechos humanos de los trabajadores argentinos tantas veces escarnecidos por la codicia oligárquica. La pobreza en niñas/os y adolescentes es, sin lugar a dudas, una expresión de la exclusión social y el mecanismo por el cual ésta se reproduce.

Asimismo, mediante políticas públicas esta situación puede ser revestida o profundizarse. Lo argentinos vivimos este legado en periodos de gobiernos distintos: -Juan Domingo Perón mediante el accionar de la Fundación Eva Perón y de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner a través de la Asignación Universal por Hijo, entre otras políticas públicas que generaron redistribución de la riqueza. Luego, la instauración del sistema neoliberal y capitalista en otros periodos de gobierno, solo generó caos y desigualdad social.

A 67 años de su partida, esta fecha es un día de evocación, pero no de tristeza ni de quebrantos, porque los trabajadores, como todos los argentinos, podemos decir orgullosos que mantenemos la lealtad con su mandato de seguir llevando sus banderas a la victoria. El sentimiento es de ser una de los miles de herederas y herederos del legado de Evita.

Dejá tu comentario