Resistencia Chaco
MIERCOLES 12 DE SEPTIEMBRE DE 2018
Miercoles 12 de septiembre de 2018
¿Qué pueden hacer las Pymes en periodo de crisis?
 
Consejos y claves para enfrentar la difícil situación económica.  

Por Javier Costantín para DataChaco.com

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a si mismo sin quedar superado”. Albert Einstein.

Tener una Pyme en Argentina es todo un desafío. En este último mes hubo momentos muy complicados para toda la sociedad y las empresas tuvieron que tener cintura para saber cómo superar estos momentos.

Un dólar que fluctúa, aparentemente sin control, una devaluación acompañando al dólar y la incertidumbre, forman un trípode, tan inestable como un flan. La primera semana de septiembre sucedió algo que hace mucho (2000 o 2001) no sucedía, los precios habían desaparecido del mercado, la especulación, como siempre agazapada apareció, y los empresarios Pymes se enfrentaron nuevamente con el peor de los males “la duda”.

“Esto es una locura, mira todos los precios que tengo que cambiar, sino lo hago, nos vamos al carajo. Encima nosotros aplicamos un margen muy chico”, esto me decía un jefe de Compras de un importante mayorista de la zona, mientras me mostraba un cuadernito (no era Gloria) con anotaciones de marcas y aumentos de precios. Ese mismo día, de recorrida por el salón de ventas del mayorista, me encontré con los estantes sin su habitual habitante: “el precio”.

En estas circunstancias, los incrementos de precios son más del tipo especulativos, simplemente porque las empresas deben resguardarse. Si tienen stock de productos no perecederos, se guardan y esperan, o incrementan por las dudas, más complicado son los que poseen perecederos, al tener vencimiento, no pueden estoquearse por mucho tiempo, entonces hay que aumentar (por las dudas).

Ahora, si hablamos de productos que tienen un mercado externo, es decir que puede exportarse, ahí, como se dice en la calle, “estamos jodidos los que vivimos en Argentina”, pues las empresas deben ganar y prefieren vender afuera a un dólar caro (para nosotros) que vender al mercado interno. En todos los casos el Estado debe participar y regular, mismo Estado que impone una gran presión fiscal a las Pymes.

¿Qué puede hacer una Pyme en estos momentos?

El Científico nos dice que “es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”.

Dos escenarios posibles se pueden presentar: uno es si la Pyme se mantiene dentro del ramo de actividad, con mismos productos y apostando a la política comercial que venía siguiendo. El otro escenario es si cambiar de rumbo, una situación como borrón y cuenta nueva.

En ambas situaciones lo mejor es tener una buena imagen comercial. Siempre tener buena referencia es lo más importante. Es tan importante esto que conozco muchos empresarios que empezaron sin nada más que su referencia personal, ni siquiera comercial.

A mis recuerdos me llegan de dos emprendedores que poseen capital y negocios muy prósperos, que empezaron solo con su referencia. Siendo empleados eran buenas personas. Esto posibilitó que los mismos proveedores de sus empleadores les den la ayuda (principalmente la financiación) para arrancar; y al poner pasión en sus empresas, crecieron.

En estos tiempos de crisis, los márgenes de rentabilidad y la información inmediata, son fundamentales. La comunicación debe ser al instante.

Tres palabras claves a tener en cuenta: Premura, honestidad y seriedad

Ante un cambio de precios, la comunicación de nuestros proveedores y a nuestros clientes debe ser muy fluida. Por ejemplo, acordé con mi cliente que, ante un aumento de precios de la competencia, me informe al momento, que le dejaba más barato lo mismo, pero que consideré que la empresa donde trabajo está trabajando casi sin margen y si puedo, subiría algún punto. Y lo cumplió.

Por otro lado, le pedí que en productos que no me compraban, lo hagan y los precios de los productos que manejan volumen los mantendrían, de esa forma ganamos todos.

Hay que considerar que los costos financieros son muy elevados, por ejemplo la tasa de descuento (para vender cheques) entre comisión, más gastos administrativos, ronda los 70% anuales. Entonces, se les hace un buen precio, pero debe haber el compromiso de cancelar lo antes posible en efectivo (o transferencia bancaria). Es decir, usar inventiva y estrategias como nos dice el genio creador de la teoría de la relatividad.

Ser honesto y serio implica sincerare, por ejemplo, no puedo pedir precio más bajo a un proveedor o no pagar los sueldos a tiempo argumentando una situación económica mala, y me compro un 0 Km al contado, o salgo de viaje al exterior. También implica un valor a la palabra dada.

Como resumen de lo expresado, en momento de crisis:

- Es siempre negocio ser honesto y serio.
- Practicar la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.
-La comunicación inmediata y exacta es de gran valor y puede ser la que determine un gran negocio o una quiebra inminente.
-Recordar que en momentos de crisis unos lloran, mientras otros venden pañuelos.

* Javier Costantin es Contador Público y asesor de empresas chaqueñas.

x